Buscar inmuebles


Si lo prefieres busca entre nuestros inmuebles escribiendo lo que necesitas:

¿Tengo derecho a la herencia de mi cónyuge?

Una buena pregunta que no es fácil de responder: en nuestro ordenamiento civil, el cónyuge no es heredero forzoso en caso de fallecimiento de su esposo/a. Esto significa que, si el fallecido tiene hijos o padres, ellos son los herederos forzosos y pueden disponer de los bienes del finado, con algunas limitaciones.

La limitación principal es que a falta de otras disposiciones, la clave está en tener hecho testamento y establecer lo que queremos disponer de nuestros bienes, aunque nuestras leyes no nos permiten disponer libremente de ellos.

Derechos del cónyuge en la herencia

  • Si hay hijos herederos forzosos, el cónyuge tiene derecho al usufructo de un tercio de los bienes heredables.
  • Si hay padres herederos forzosos, el cónyuge tiene derecho al usufructo del 50% de la herencia.
  • Además, es común que los testamentos instituyan un usufructo sobre la totalidad de los bienes heredables, incluyendo los gananciales, a favor del cónyuge.

Limitaciones a la libre disposición de los bienes

  • Si hay hijos, el testador debe dejarles obligatoriamente dos tercios de sus propiedades y bienes.
  • Un tercio se debe repartir a partes iguales entre los hijos, y el otro tercio puede ser de libre disposición.
  • Si no hay hijos, pero sí padres, los ascendientes tienen derecho al 50% de los bienes, y el 50% restante es de libre disposición.

Debate sobre la herencia forzosa

Existe una corriente cada vez más extendida entre juristas que propugna la desaparición de la herencia forzosa, al menos en las proporciones que están establecidas, y que se permita el derecho de disponer de los propios bienes en la forma que se desee, a este respecto tenemos destacados abogados especialistas en herencias que así lo aconsejan. Esta normativa nuestra procede del Código Civil de 1889, y no ha sido revisada desde entonces, a pesar de las voces que pretenden que se haga.

Es evidente que hay que proteger a las personas vulnerables, que hay que hacer que quien ha convivido y cuidado a su pareja tenga unos derechos claros, y especialmente a ascendientes y descendientes que carecen de medios de vida o circunstancias personales difíciles, que no sean perjudicados por la codicia de quienes tienen derechos legales, pero no humanitarios. Es un debate difícil.

Este debate está en la calle y cada vez son más los casos de personas que desheredan a su legitimarios, y los tribunales lo consiente, el simple hecho de no haber tenido relación, de no haber cuidado al fallecido de una forma consistente, faculta a realizar esta acción, que en muchos casos sale adelante.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Para estar al tanto de todas las novedades sobre LFCantabria, suscríbete a nuestro boletín de correo.

© LFCantabria 2021

Suscríbete a nuestra Newsletter