Buscar inmuebles


Si lo prefieres busca entre nuestros inmuebles escribiendo lo que necesitas:

¿Qué características debe tener un buen agente inmobiliario?

Ser un buen agente inmobiliario requiere de una combinación de habilidades innatas y conocimientos técnicos: su éxito no sólo depende de su formación técnica, sino también por sus características personales que es lo que marca la diferencia en un mercado cada vez más competitivo.

Como habilidades innatas podemos destacar:

  • Don de gentes: en su trabajo un Agente Inmobiliario debe tener la habilidad de conectar con una amplia variedad de personas; la empatía juega un papel crucial en esta conexión ya que entender las necesidades de los clientes permite ofrecer un servicio más personalizado. Saber escuchar es una destreza que complementa la empatía, ya que permite al agente entender las expectativas de su cliente.
  • La capacidad de negociación es otra de las características fundamentales que debe tener un buen Agente Inmobiliario, ya que se encontrará constantemente en situaciones que requieren llegar a acuerdos beneficiosos para ambas partes: la habilidad para encontrar soluciones mutuamente satisfactorias es clave para cerrar transacciones exitosas.
  • Organización: gestionar múltiples propiedades y clientes requiere una organización muy estricta: es imprescindible estar al tanto de detalles, plazos y documentos relacionados en cada operación.
  • Curiosidad: en un mercado en constante evolución un agente que busca aprender y adaptarse a los cambios tendrá un éxito asegurado a largo plazo.

En cuanto a las características técnicas, es necesario:

  • Poseer sólidos conocimientos de Derecho Inmobiliario, esto implica comprender contratos, regulaciones y leyes que rigen este tipo de transacciones.
  • Arquitectura: este tipo de conocimientos permitirán evaluar las propiedades desde un punto de vista estructural y estético.
  • Fiscalidad: conocer los impuestos asociados a las transacciones inmobiliarias y ser capaces de asesorar a sus clientes supone una ventaja adicional en un mercado competitivo.

Por último, y como combinación de capacidad innata y técnica, tenemos que destacar la capacidad comercial, pieza clave en el perfil de un Agente Inmobiliario. Comprender las tendencias del mercado, evaluar el valor de un inmueble, identificar las oportunidades… hace que el agente no sólo sea un experto técnico, sino también un profesional de éxito.

En lfcantabria trabajamos, a través de formación continua, en las características técnicas de nuestros agentes y fomentamos, a través de talleres, sus habilidades innatas.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Para estar al tanto de todas las novedades sobre LFCantabria, suscríbete a nuestro boletín de correo.

© LFCantabria 2021

Suscríbete a nuestra Newsletter