Buscar inmuebles

LA QUIEBRA PERSONAL, UNA SOLUCIÓN INAPLAZABLE

En nuestro ordenamiento jurídico las deudas de responsabilidad personal no prescriben, es decir, una persona que tiene una deuda la mantiene a lo largo de toda su vida e incluso puede transmitirla a sus herederos.

En la actual circunstancia, con la existencia de cientos de miles de personas que tienen deudas superiores a su patrimonio, se está dando el caso de personas que no pueden pagar su hipoteca ya que esta es superior al precio que tendría su vivienda a la venta en estos momentos, debiendo a la entidad prestamista importantes cantidades una vez entregada o perdida su vivienda.

El hecho de arrastrar durante toda su vida esta deudas nos está haciendo un flaco favor a la economía, pues nos encontramos con muchas personas perfectamente válidas para realizar una labor económica y empresarial, muy valiosas para nuestra sociedad, que por imperativo de sus deudas no van a participar de la vida profesional o empresarial con el interés y las ganas que necesita nuestra sociedad.

Creo que nuestro ordenamiento jurídico necesita la elaboración de una ley de quiebra personal, o la realización de un concurso de acreedores personal que permita resolver esta situación perversa.

Ya sé que hay voces que nos dicen que esta ley puede trastocar el equilibrio financiero de los acreedores, pero me parece que la inmensa mayoría de estas deudas son incobrables y el esfuerzo de perseguirlas es seguramente más caro que lo cobros que se obtienen.

El colofón de esta opinión es que hay que avanzar en el desarrollo de esa ley y también en la auto-regulación de las entidades que deberían liberar a los deudores de esta carga imposible, de un deuda personal incobrable y así, seguramente, el funcionamiento económico de nuestra sociedad se vería mejorado con estas medidas.

Ignacio López Rebollar, gerente de lfcantabria y presidente de AFILIA.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Para estar al tanto de todas las novedades sobre LFCantabria, suscríbete a nuestro boletín de correo.

© LFCantabria 2021

Suscríbete a nuestra Newsletter