Buscar inmuebles

El impago del alquiler

Uno de los mayores reparos a la hora de alquilar un inmueble es el miedo al impago por parte del inquilino. A continuación te explicamos cuales son los pasos a dar en el caso de que te encuentres en esta situación en este momento o en un próximo futuro:

El primer paso será proceder a la reclamación de la deuda por carta requiriendo el pago al inquilino de forma fehaciente, bien sea por telegrama, burofax o requerimiento notarial y, en cualquier caso, asegurándote de realizar la notificación de forma fehaciente.

La comunicación deberá requerir al inquilino para el abono de la deuda pendiente a la fecha, comunicándole un plazo máximo para que proceda al pago y trascurrido el cual la propiedad acudirá a la vía judicial para la resolución del conflicto.

Esta comunicación previa impedirá que el inquilino pueda paralizar el proceso de demanda de desahucio abonando la deuda existente, siempre que el propietario pueda acreditar que se le ha requerido el pago con un mínimo de treinta días antes de la presentación de la demanda.

El propietario tiene que saber que puede o bien solicitar judicialmente el abono de la deuda pendiente a la fecha o solicitar el desahucio y con ello recuperar la propiedad del inmueble alquilado o sumar ambas peticiones, reclamando tanto la deuda como la propiedad del inmueble.

Nosotros estudiaremos su caso y le aconsejaremos acerca de cómo actuar con el fin de evitarle incomodidades y futuros problemas con su inquilino.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Para estar al tanto de todas las novedades sobre LFCantabria, suscríbete a nuestro boletín de correo.

© LFCantabria 2021

Suscríbete a nuestra Newsletter